Por fin me he decidido a escribir mi minibio 🙂 después de que varias compis me insistieran tanto… “Yolanda! que no todas somos afortunadas de tener tu visión de empresa como la tuya y de criarte entre tornillos y tuercas!!” Pues sí! Afortunada y orgullosa de mis orígenes porque me han ayudado a ser quién soy! (Omito la etapa adolescente en la que hice chispas y cortocircuito… jajaja) Y lo que queda por seguir creciendo!!! 🙂 Os deseo un feliz martes!

Nací detrás un mostrador y me pasé mi infancia encima de un columpio entre estanterías de hierro, rodeada de tornillos y tuercas. El lema de mis padres era y es: “al cliente lo podrás engañar una vez, pero no dos” y “la competencia no lo es si sabes colaborar con ella”. Ya han pasado 40 años desde que inauguraron este discurso en su negocio, nada convincente de aquella, pero completamente innovador. Y ahí siguen sus clientes, preguntándole a ellos primero.

Este ambiente me ha hecho empática y resiliente en el ámbito empresarial porque aprendí a no juzgar sin más y a escuchar primero siempre.

Mi trayectoria profesional nace entre bambalinas y de la mano de grandes directivos, en el sector de la rotulación, la publicidad offline y el marketing online. A la par, he ido creciendo como persona y como trabajadora desde 1999 hasta hoy.

De los talleres doy el paso a agencias de publicidad, y de ahí a formación y consultoría. Un recorrido imprescindible para aprender y para conocer los diferentes perfiles de trabajadores y directivos, la gestión de proyectos diversos y de cómo no dirigir empresas y empleados.

Ahora me toca devolver lo aprendido, seguir aprendiendo y ayudarte a crear una “nueva” cultura en las organizaciones, en torno a un propósito común. Puedo ayudarte a identificar y a actuar en función del propósito de tu negocio o proyecto lo que hará que tu labor sea exitosa, tus empleados y colaboradores estén más comprometidos y por ende, aumenten tus beneficios.

¿Por qué Consultora Holística? Mi experiencia me dice que necesitamos comprender la relación que hay entre la empresa y las personas que la integran. Si generamos claridad en el trabajo y el mejor modo de realizarlo, obtenemos un mayor éxito en la gestión de los intangibles como son la motivación, el compromiso y el reconocimiento, y los podemos vincular a los tangibles de la empresa, como son la distribución y ejecución de responsabilidades, el planteamiento de los puestos de trabajo y el sueldo.

Y de toda esta historia nace mi lema: “prohibido rendirse!”

¿Me cuentas en dónde naciste y creciste tú?

Nos vemos!!

Este sitio web utiliza cookies para que usted tenga la mejor experiencia de usuario. Si continúa navegando está dando su consentimiento para la aceptación de las mencionadas cookies y la aceptación de nuestra política de cookies

ACEPTAR
Aviso de cookies