Todos sabemos que el mercado laboral está en constante transformación y ello nos obliga a optar por el RECICLAJE PROFESIONAL y a reorientar nuestras carrera o, incluso, reincorporarnos después de un parón, obligado o no.

Reciclarse profesionalmente, implica analizar tres puntos:

1.- Lo previo a mi idea sobre el reciclaje profesional:

Tengo que asimilar y aceptar, si o sí y evitar mostrarme enfada con el mundo y responderme con total honestidad qué puedo hacer, qué necesito hacer y qué quiero hacer.

Reciclarse implica formarse, estudiar, aprender nuevas habilidades, nuevos conocimientos e incluso, nuevos oficios porque no todo son carreras universitarias en esta vida.

2.- Averiguar en qué puedo mejorar y que me va a beneficiar en mi reciclaje profesional:

Tener una carrera ya no implica saberlo todo así que no te agobies si deseas cambiar de sector al 100%, o si no la tienes finalizada, o incluso si no la tienes. Eso no es impedimento para un desarrollo profesional exitoso. Prometido! Piensa que competencias valoran en la actualidad, cuáles tienes y cuáles debes aprender o mejorar.

Y puedes! Para empezar echa mano de toda la formación online gratuita, los llamados cursos MOOC (Massive Open Online Courses) digitales: Miriada X (plataforma creada para la comunidad de docentes y universidades iberoamericanos e impulsada por Universia y Telefónica Learning Services), Udacity (plataforma basada en cursos gratuitos MOOC sobre tecnología y otras temáticas creada por el ex profesor de Stanford Sebastian Thrun), Coursera (ha sido creada por profesores de la universidad de Standford y está considerada como la plataforma de cursos más potente, con más millones de estudiantes inscritos).

Con ello descubrirás que hay de nuevo y qué te gusta. Sabrás con más certeza qué es lo que quieres hacer, qué es lo que puedes hacer y qué es lo que necesitas hacer. Recuerda no mentirte porque esto lo estás haciendo POR Y PARA TI (y con ello se beneficiará tu entorno más inmediato: parejas, hijos, padres, amigos, sobrinos…). Y podrás definir tu nuevo perfil profesional.

3.- Ahora, toca crear el PLAN MAESTRO:

Analiza con detalle todo lo que te va llamando la atención, el mercado al que te quieres dirigir, si es viable o no.

Escribe todos los conocimientos, competencias y habilidades que vas a necesitar.

Empieza a buscar los trabajos que encajen con ese perfil profesional que quieres adquirir y fíjate en qué demandan, qué buscan, qué exigen, qué necesitan de modo que podrás seguir formándote.

Y empieza también a buscar nuevos contactos, aumentar tu red y hacer networking en esos nuevos sectores a los que te quieres dirigir.

 

Este sitio web utiliza cookies para que usted tenga la mejor experiencia de usuario. Si continúa navegando está dando su consentimiento para la aceptación de las mencionadas cookies y la aceptación de nuestra política de cookies

ACEPTAR
Aviso de cookies