Seleccionar página

Bienestar y consumo que mejoran tu cuenta bancaria

Sí. Has leído bien. Hay un bienestar mental y de consumo que mejora tus cuentas, siempre y cuando te propongas resolver lo que tienes entre manos y te concentres en hacer algo importante para ti.

Para empezar, estaría genial que conectaras en serio con lo que quieres. Sigue leyendo, por favor. Conectar para liberarte de todo ese condicionamiento del pasado, conectar con gente nueva que desea crecer, de conectar con gente que trabaja de un modo diferente, en lugares distintos. En definitiva, conectar con gente que tiene ganas de hacer y no que pasa sus días entre lamentos y quejas. Todo esto, es un buen paso, ¿no crees?

Seguramente ya has descubierto que el sistema no funciona. Tu sistema, tu forma de vivir, de consumir por lo que, para salir de ello, necesitas nuevas propuestas, nuevas ideas, nuevos caminos. Poner en marcha cambios y actitudes que se queden para el resto de tus días.

¿Es posible lo que digo? ¡Rotundamente, sí!

Y, ¿por qué es posible? Porque en la medida en que te quieres y te valoras, te comprometes contigo y mejora tu cuenta bancaria. La clave está en ese compromiso. Cuando te comprometes contigo misma, pero de verdad, siente de un modo diferente, exploras nuevas alternativas y conectas de un modo diferente con personas, con proyectos, con trabajos, con situaciones.

Al valorarte, al sentir quién eres de verdad, empiezas a ver las cosas con otros ojos y tu sensación de libertad económica adquiere matices nuevos.

Te lo explico con un ejemplo:

No llegas a fin de mes o acumulas cargos de tarjetas importantes, incluso préstamos. Y necesitas un sueldo superior. Estás pensando en buscar otro trabajo, aunque el que tienes te gusta. Pero necesitas más dinero. Necesitas más ingresos. Tu sueldo no te llega y no sales de una para meterte en otra. No puedes hacer extras y rezas para que no se estropee el coche, por segunda vez, este mes. Tu misión ahora mismo es ganar más. ES lo único con lo que sueñas. Ojalá te tocase la lotería.

La gente con la que estás se queja de lo mismo: que si la política, que si no hay ayudas, que si no es justo, que si ellos ganan más por hacer nada, que si tu vecino ya ha cambiado de coche por tercera vez y bla, bla, bla. ¡Y claro! No vas a quedarte encerrada en casa, otro verano más, por lo que vuelves a financiar las vacaciones a 12 meses… Y necesitas más sueldo.

¿De verdad te crees que la solución está fuera de tu casa?

A lo mejor la solución está por cambiar el estilo de vida y de consumo, pero es una realidad que no queremos ver porque le vecino, siempre ganas más y tiene mejores cosas. ¿Te has parado a pensar que piensa lo mismo de ti?

Mejorar nuestro bienestar para mejorar nuestra cuenta bancaria es posible:

1.- Analiza qué tipo de comida consumes al mes. Elimina todo lo procesado y suma. Esto hará que simplifiques tus comidas, que sean rápidas de hacer y sanas y que ahorres dinero en la compra.

2 .- Analiza cuántas veces comes fuera al mes. Opta por la opción de tupper en un parque, al aire libre o en una zona de estar del trabajo. Obtendrás un ahorro económico considerable y tendrás un rato de relax con gente con la que creías que no “conectabas”.

3.- Analiza el consumo de coche y baraja la opción de transporte público o de ir caminando y volver en bus. El coche, no solo es gasolina: es la cuota, si aún no está pagado, es el parking, es el impuesto de rodaje, las ruedas, el gasoil o gasolina. Todo suma.

4.- Analiza cuanta ropa compras al mes. Y piensa en todo lo que usas, lo que no, lo que se ha quedado obsoleto.

Por favor, llegados a este punto, sé honesta contigo misma y observa todos los armarios de tu casa, incluidos los de la cocina:

  • Armarios roperos. Te lo pones todo, ¿todo?, ¿de verdad?
  • Armarios zapateros. ¿Usas todo el calzado que tienes?
  • Armarios del baño. ¿Usas todos los potingues? ¿Acabas las cremas de cada bote?
  • Armarios de la cocina. ¿Usas todas las ollas y cacerolas?
  • ¿Qué pasaría su subes al trastero?
  • ¿Y las habitaciones de los niños? ¿Cuándo entran juguetes en navidad, se hace limpieza de los antiguos?
  • ¿Cuánto calzado desgastan tus hijos? ¿Se le quedan pequeños los abrigos antes de usarlos hasta que no sirven?Sé sincera y no pienses que éste análisis es de pobres: ¿cuántas cosas “sin acabar” tienes en tu hogar?

5.- Sé sincera y no pienses que éste análisis es de pobres: ¿cuántas cosas “sin acabar” tienes en tu hogar?

Al final, todo suma. ¿Por qué comprar una crema si aún me queda en el bote? ¿Por qué comprar otro par de botas si tengo 3 pares ya, les cambio las tapas y están genial?

Viéndolo así, te puede dar un poco de miedo, pero, realmente, lo que debes evitar es sentirte pequeña por tener que empezar a reducir gastos y sentirte orgullosa de reducir consumo y por ende, reducir plásticos y desechos que perjudican a nuestro planeta tierra. No te estanques ni te bloquees porque el esfuerzo, merece la pena.

La fuerza debes emplearla en reducir para ahorrar y no en aumentar ganancias para seguir gastando y metiéndote de cabeza en el exceso de consumo que te acompaña… ¿desde cuándo?…

Empieza a ser responsable contigo misma y muévete hacia valores de consumo que no perjudiquen tu salud y mejoren tu cuenta bancaria. Si lo necesitas, te ayudo. Solas, avanzamos más rápido y lo hacemos mejor.

JOMO o la alegría de perderte algo

Hace unos días, buscando información sobre slow lifeslow work embajadores de marca, para un programa dirigido a una multinacional que está cambiando su forma de ser y hacer con su gente (y que va a ser increíble) descubrí esta tendencia, dicen que nueva y que va en aumento:

JOMO, JOY OF MISSING OUT y que traducen como “la alegría que te da perderte algo”. Curioso porque estamos en el punto de no querer perdernos nada, consumir sin sentido y sufrir ansiedad si olvidamos subir “la foto del segundo” a redes. Y queremos VOLVER…

Queremos hacer nuevo algo que hemos olvidado: queremos DES-CONECTAR de lo online para SENTIR lo offline.

Queremos volver a sentirnos auténticos.

Queremos sentirnos libres y recuperar algo de “privacidad”…

Si bien es cierto que el informe (#Euromonitor) está enfocado al sector del turismo, a mi me encanta sentir, en presente, que encaja a la perfección en otros sectores, sobre todo, porque es fantástico mostrar a directivos y gerentes que las experiencias vitales cara a cara, sintiendo la naturaleza, por ejemplo, nos hace sentirnos conectados con nosotros mismos y con nuestro entorno, nos permiten recuperar sensaciones olvidadas y genera ganas de más y mejores relaciones tú a tú.

Y conste que para ello no hace falta más que tener ganas, un poquito se formación incompany y otro poquito de formación con experiencias varias.

Al fin y al cabo, si cuidamos las relaciones personales en la empresa, logramos embajadores de marca que producen más y convierten en ventas, no crees?

Una mini historia de quién soy

Por fin me he decidido a escribir mi minibio 🙂 después de que varias compis me insistieran tanto… “Yolanda! que no todas somos afortunadas de tener tu visión de empresa como la tuya y de criarte entre tornillos y tuercas!!” Pues sí! Afortunada y orgullosa de mis orígenes porque me han ayudado a ser quién soy! (Omito la etapa adolescente en la que hice chispas y cortocircuito… jajaja) Y lo que queda por seguir creciendo!!! 🙂 Os deseo un feliz martes!

Nací detrás un mostrador y me pasé mi infancia encima de un columpio entre estanterías de hierro, rodeada de tornillos y tuercas. El lema de mis padres era y es: “al cliente lo podrás engañar una vez, pero no dos” y “la competencia no lo es si sabes colaborar con ella”. Ya han pasado 40 años desde que inauguraron este discurso en su negocio, nada convincente de aquella, pero completamente innovador. Y ahí siguen sus clientes, preguntándole a ellos primero.

Este ambiente me ha hecho empática y resiliente en el ámbito empresarial porque aprendí a no juzgar sin más y a escuchar primero siempre.

Mi trayectoria profesional nace entre bambalinas y de la mano de grandes directivos, en el sector de la rotulación, la publicidad offline y el marketing online. A la par, he ido creciendo como persona y como trabajadora desde 1999 hasta hoy.

De los talleres doy el paso a agencias de publicidad, y de ahí a formación y consultoría. Un recorrido imprescindible para aprender y para conocer los diferentes perfiles de trabajadores y directivos, la gestión de proyectos diversos y de cómo no dirigir empresas y empleados.

Ahora me toca devolver lo aprendido, seguir aprendiendo y ayudarte a crear una “nueva” cultura en las organizaciones, en torno a un propósito común. Puedo ayudarte a identificar y a actuar en función del propósito de tu negocio o proyecto lo que hará que tu labor sea exitosa, tus empleados y colaboradores estén más comprometidos y por ende, aumenten tus beneficios.

¿Por qué Consultora Holística? Mi experiencia me dice que necesitamos comprender la relación que hay entre la empresa y las personas que la integran. Si generamos claridad en el trabajo y el mejor modo de realizarlo, obtenemos un mayor éxito en la gestión de los intangibles como son la motivación, el compromiso y el reconocimiento, y los podemos vincular a los tangibles de la empresa, como son la distribución y ejecución de responsabilidades, el planteamiento de los puestos de trabajo y el sueldo.

Y de toda esta historia nace mi lema: “prohibido rendirse!”

¿Me cuentas en dónde naciste y creciste tú?

Nos vemos!!

Los beneficios de los rituales para la empresa y la vida personal

Por muy extravagante o esotérico que te resulte llevar a cabo un ritual debes saber que te puede ayudar y mucho, en tu vida diaria, en la consecución de tus objetivos o, simplemente, para relajarte, no perder el foco y ganar en claridad sobre lo que quieres de tu vida o de tus circunstancias.

¡Los rituales son herramientas! ¿Lo sabías?

Sí.

Son herramientas que, como si de un software se tratase, te ayudan a “configurar” tu realidad, tu día a día.

¿O qué te crees que es el despertador? Es la herramienta de tu ritual mañanero que hace que te despiertes para levantarte a la misma hora, todos los días.

¡Wow! De esotérico no tiene nada, ¿verdad?

Nuestra vida diaria es la suma de rituales que, sin darnos cuenta que sean tal, los programamos a nuestra voluntad para alcanzar metas concretas (despertador para despertar, poner el café antes de lavar la cara, recoger la ropa antes de planchar, recorrer el mismo camino al trabajo todos los días, tomar el café en la misma cafetería y de la misma forma, hacer el descanso en la oficina a la misma hora…), y para ello no hay una respuesta concreta sino consciente y/o inconscientemente,hay fuerzas invisibles responsables de una aparte decisiva de la realidad que vivimos.

Si.

Contamos (1) con la suma de la metafísica, que está ahí, y lo que alcanzamos a través de la voluntad, de la confianza en mí, de los talentos y (2) con la participación de la humildad al reconocer que hay fuerzas más allá de mi conocimiento pero que no son protagonistas sin la acción o actos que yo llevo a cabo.

Un ejemplo de ritual sería el de Michael Jordan que no salía a jugar un partido sin poner debajo de la camiseta del equipo, la camiseta del equipo de su universidad. ¿Crees que eso lo validaba todo? No. Simplemente que reforzaba sus metas, el motor de su talento, de su éxito.

Te invito a que ritualices tu vida, que configures acciones concretas repetitivas para afrontar situaciones especiales y hacer efectivo eso de “la voluntad y la fe mueven montañas”.

Recuerda que un ritual atractivo te invita a “hacer”. Y de eso se trata, ¿verdad?

 

 

Las verdades absolutas no existen

LAS VERDADES ABSOLUTAS NO EXISTEN. En serio te lo digo.

Después de recibir el “no” de muchas personas, a lo largo de todo el 2017, por un tema peliagudo, por fin, hoy me han dado un sí.

Y ojo!, que no es el sí que yo tenía en mi cabeza, pero es un sí que se puede adaptar. Como todo en esta vida. Todo, todo, todo es esta vida es “transformable”.

Cuando no sabemos de algo pero tenemos una mínima “duda” o “intuición”, debemos seguir indagando, seguir investigando, seguir preguntando, seguir sin rendirnos… pero sobre todo, seguir ESCUCHANDO. Y nos conviene hacerlo sin el impulso del “para ya” porque no funciona y lo único que nos trae son resultados desagradables.

Entonces…

1. Las verdades no son absolutas.
2.- Lo que no te sirve a ti, me puede servir a mi y viceversa.
3.- Nunca des nada por hecho.
4.- Si sabes que hay una mínima posibilidad, ve a por ella, te lleve el tiempo que te lleve.
5.- Escucha y pregunta porque no lo sabemos todo y de quién menos imagines, tendrás una respuesta adecuada a ese mismo momento.

#prohibidorendirse

¿Cómo puedo resolver un problema si mi estado mental, mi energía, está en el mismo nivel que ha creado el problema?

En el vídeo de hoy: ¿Cómo puedo resolver un problema si mi estado mental, mi energía, está en el mismo nivel que ha creado el problema? Así es imposible…

Por eso, muchas veces no encontramos solución a nuestros problemas. Nos bloqueamos a la primera de cambio, haciéndonos prisioneros de nuestras propias angustias. Esto, durante un largo periodo de tiempo genera desesperación.

Salir de nuestra rutina es posible. Solo así lograremos pensar de un modo diferente y conectar con nosotras mismas para que, desde la nueva perspectiva, podamos tomar decisiones y resolver problemas.

Este sitio web utiliza cookies para que usted tenga la mejor experiencia de usuario. Si continúa navegando está dando su consentimiento para la aceptación de las mencionadas cookies y la aceptación de nuestra política de cookies

ACEPTAR
Aviso de cookies