El pasado 17 de junio se celebró en Vigo el I ENCUENTRO “COMO SER COMPETENTE” y fue un placer asistir como ponente a este primer encuentro para hablaros sobre las nuevas competencias profesionales en la era del cambio, de las personas y del talento.

Es tiempo de nuevas competencias profesionales que necesitamos urgentemente a nivel laboral y personal para MANTENER y RETENER el TALENTO de nuestros trabajadores en las empresas y corporaciones gallegas.

Es tiempo de fomentar el bienestar en el puesto de trabajo.

Así que estoy feliz de dejaros el RESUMEN de lo tratado ese día:

¿Cuáles creéis que son actualmente los retos a los que se enfrentan las organizaciones, sobre todo a nivel de personas? ¿Qué creéis que está pasando? ¿Que está dificultando el bienestar de las personas? Qué creéis que está pasando, ¿qué sentís vosotros? Porque a veces es más una sensación que un conocimiento seguro.

  • Perdida motivación
  • Asumir cambios
  • Transformación digital
  • Rapidez de los cambios
  • Adaptación a los cambios

Actualmente se habla mucho del cambio, de la necesidad de gestionar el cambio pero realmente lo que necesitamos es gestionar la velocidad del cambio porque el cambio es algo que está ahí, permanentemente.

La velocidad del cambio está produciendo desorientación en las personas porque es tal la velocidad que el problema que tenemos es que:

  • o tendemos a abrazarnos totalmente al cambio y nos dejamos arrastrar por todo lo nuevo
  • o nos aferramos a lo que ya conocemos y nos sentimos seguros.

Y la clave de gestionar la velocidad va a estar en saber decidir prácticamente al minuto y al instante, precisamente por la velocidad:

  • con qué me tengo que quedar porque funciona muy bien y aporta valor
  • que tengo que conservar
  • que tengo sin embargo que cambiar
  • ay dónde tengo que estar empezando ya a crear para no quedarme fuera.

Tenemos que asumir y adaptarnos al mundo porque sí tenemos los recursos necesarios para ello.

Necesitamos vivir en un mundo en el que podamos encontrar soluciones flexibles a cambios inmediatos sin rompernos ni enfermar.

Si lo conseguimos ya no nos tendremos que preocupar cada vez que se nos aparezca una tormenta o cambio inesperado.

Necesitamos nuevas formas de actuar, de gestionarnos.

Tenemos que cambiar la mentalidad haciéndonos conscientes de la importancia de los valores en la era de las personas y el talento.  Porque los valores son el eje de nuestras vidas y pocos conocemos los valores que hay, entre ellos, personales, empresariales, sociales y morales.

El paradigma ha cambiado. Es evidente, no? Ha cambiado, nos guste o no. Antes, se le daba importancia al control y ahora, necesitamos más confianza, nuevas competencias, nuevas habilidades, conocimientos diversos, autoconocimiento interno y profundo para dar lo mejor de nosotros mismos.

El nuevo perfil de las personas nada de dentro, nace de nuestro valor como personas en sí mismas. Debemos estar en aprendizaje continuo y saber adaptarnos a este mundo tan cambiante que nos ha tocado vivir.

No solo tenemos que desarrollar conocimiento sino que tenemos que incluir valores, destrezas necesarias para el crecimiento, tanto personal como profesional.

Es cierto que la economía define nuestro entorno pero también es cierto que hacernos la victimas genera desconfianza, desmotivación y eso no es bueno, ni para nosotros mismos ni para el crecimiento económico que tanto deseamos y necesitamos.

A pesar de todo lo negativo que nos rodea, debemos reconocer que un proceso de cambio lleva tiempo pero que también hay que empezarlo en algún momento, y cuanto antes mejor.

Este cambio es la semilla de todo lo bueno que está por llegar y que tan necesario es para el bienestar de nuestro entorno y sociedad en general.

Debemos crecer con los cambios, transformándonos a través del conocimiento y desarrollo de nuevas alternativas personales y profesionales que se pueden aplicar a cualquier puesto de trabajo, estudios o proyecto profesional.

Todo lo que os estoy contando es un acto de inversión en el potencial humano. Como sabéis de sobra, el mercado laboral se ha vuelto tan exigente que el mismo cambio ha generado un reciclaje en las competencias profesionales, tanto para salir al mercado laboral como para mantener y retener el talento de nuestro trabajadores o futuros empleados, ahora estudiantes., en las empresas y corporaciones.

Si facilitamos a las empresas, a los trabajadores y estudiantes las nuevas competencias profesionales, proporcionaremos numerosos beneficios que incluyen los valores y actitudes necesarios para el desarrollo personal de nuestros estudiantes y el bienestar laboral, lo que nos permitirá adaptarnos exitosamente a este entorno tan cambiante.

El bienestar también es la clave para la seguridad personal y el desarrollo profesional.

Todos queremos trabajar.

Por lo que el desarrollo de las competencias y el bienestar laboral son elementos clave para reducir el riesgo de inestabilidad ayudando a que, como personas, aceleremos nuestra mejora.

John Locke dice que “la única vaya contra el mundo es disponer de un conocimiento profundo, cuanto más rápido, mejor”.

Y yo añado: conocimiento profundo de uno mismo para saber cómo ser competente en este mundo cambiante y acelerado por las prisas y el quererlo todo ya.

1.- Ese conocimiento profundo de uno mismo, es la primera competencia a destacar. Y para mí, la más importante. Es la base de nuestra evolución.

Ser conscientes y tener confianza en nosotros mismos significa que seremos autoeficaces, tanto para asumir responsabilidades  como o afrontar retos vitales en todas las áreas de nuestra vida. Ser autoeficaces significa que tenemos la  confianza suficiente en nosotros mismos para desarrollar actividades como la búsqueda de empleo o la renovación profesional.

2.- Analizar y sintetizar, acompañado todo de pensamiento crítico.

Analizar nos permite razonar y descomponer situaciones difíciles en partes más fáciles de asumir o de entender.

Al analizar, sintetizamos por lo que, simplificamos los problemas a los que nos enfrentamos y descubrimos nuevas soluciones entre esas partes.

Dado que las soluciones a los problemas de la vida no vienen en un manual, ser analíticos nos permite buscar soluciones a distintas situaciones o problemas que nos encontramos, tanto en nuestra vida personal como nuestro trabajo. Y eso, a su vez, hace que seamos capaces de sacar la información más relevante (sintetizar) y generar un plan de acción (pensamiento crítico) para dar soluciones a esas situaciones planteadas.

3.- La Motivación por el logro.

La motivación por el logro es un impulso por vencer desafíos, avanzar, crecer personal, social y profesionalmente.

Hemos pasado de un sistema que evalúa la gestión por el desempeño a una situación en la que se valora más el emprendimiento y aportación profesional desde las perspectivas del trabajador.

Actualmente el mercado laboral genera una ansiedad contaminada por el estatus anterior del cual ya no podemos ser partícipes, y en este aspecto la motivación por el logro, basada en el contraste de quién soy yo y qué puedo aportar de manera profesional, ante la situación laboral actual, provocará una consecución de micrometas y serán el cauce para llegar a las metas marcadas.

Y para esto es importante ser capaz de apartar las barreras mentales que nos impiden realizar las tareas profesionales o personales porque nos provocan miedo a sus consecuencias.

Esta competencia nos permite:

  • Luchar por el logro personal más que los premios en sí mismo.
  • Sentir deseos de lograr algo mejor o más eficiente.

En la actualidad y con el entorno en que nos movemos con una situación financiera inestable que acarrea puestos de trabajo inestables, debemos enfocar nuestros perfiles profesionales a la motivación por el logro y basarnos en una continua evaluación de nuestra situación personal frente a la situación laboral actual, e ir desarrollando los aspectos que nos ayuden a conseguir nuestras metas.

4.- Flexibilidad y orientación al cambio.

Ser flexibles no permite apreciar perspectivas diferentes de una situación, para adaptarnos y trabajar  con eficacia en distintos grupos o momentos de cambio.

Esta competencia también es importantísima porque hemos olvidado que el ser humano, desde el primer homo sapiens, tiene la adaptación al cambio dentro de su código genético y por eso hemos perdurado!.

Pero lo cierto es que en los últimos tiempos se hacen evidentes los problemas debidos a la velocidad de los cambios, sobre todo tecnológicos, y a otro problema que es la reactividad al cambio, a abandonar estrategias que durante mucho tiempo nos han dado éxito.

Y parte del éxito de esta competencia depende de la tan famosa inteligencia emocional, que tan de moda está y que no es otra cosa que aplicar la observación, la escucha activa, la empatía, el análisis y la toma de decisiones.

La flexibilidad es la que va a permitir a las empresas adaptarse al entorno competitivo en el que se encuentren.

5.- Resistencia al estrés y autocontrol.

O lo que es lo mismo, capacidad para trabajar bajo presión. Entendiendo el trabajo bajo presión como aquel que realizamos bajo condiciones adversas de tiempo o de sobrecarga de tareas. Es decir, una situación o conflicto me genera una presión que creo no poder controlar.

Para ello tenemos que mantener la eficacia y la debemos basar en la capacidad de autogestionar las propias emociones lo que implica resistencia en momentos de estrés.

Desarrollar esta competencia proporciona un gran equilibrio profesional y mantiene las emociones bajo control, evitando reacciones negativas ante provocaciones, hostilidades u oposiciones por parte de otros o cuando trabajamos bajo presión. También implica  la resistencia en condiciones constantes de estrés.

El nivel de exigencia de las empresas ha aumentado. En un mundo tan competitivo, las empresas deben esforzarse por sobrevivir y desarrollarse, y esto significa hacer más con menos.

Se celebró en el Auditorio Municipal. Ayuntamiento de Vigo.

Si te apetece compartir este contenido en las redes, usa el hashtag #SoyCompetente

¡¡¡Nos vemos para el próximo año!!!

Este sitio web utiliza cookies para que usted tenga la mejor experiencia de usuario. Si continúa navegando está dando su consentimiento para la aceptación de las mencionadas cookies y la aceptación de nuestra política de cookies

ACEPTAR
Aviso de cookies