➕ Tener una buena autoestima es la base de una buena salud tanto mental, emocional como física, lo que nos aporta seguridad y autonomía… pero, ¿cómo potenciarla? 👇

La autoestima se debe trabajar y potenciar desde pequeñitos y se apoya en tres puntos:

1.- Quererse mucho. Esto hará que seamos capaces de hacer frente a cualquier fallo o fracaso.
2.- Aceptando nuestra imagen. Conocer nuestras cualidades y defectos hace que no dudemos permanentemente y sepamos afirmarnos y ser felices.
3.- Autoconfianza. Nos creemos capaces de actuar ante cualquier situación, del modo adecuado, digan lo que digan y por muy difícil que sea la misma.

Cuando nuestra autoestima es positiva, nos sentimos a gusto con nosotros mismos y sabemos afrontar las dificultades que se nos presenten.

Cuando creemos en nuestras propias capacidades para lograr las cosas, hacemos que nuestra actitud sea proactiva.

Cuando nos queremos de forma incondicional, significa que tenemos una completa autoaceptación de nosotros mismos.

Una alta autoestima implica:

* Una visión de nosotros mismos realista y positiva.
* No necesitamos la aprobación de los demás.
* Mostramos unos sentimientos sinceros, libres y espontáneos.
* Afrontamos retos con optimismo y responsabilidad.
* Comunicamos con facilidad e iniciativa.
* Aceptamos los fracasos y aprendemos de ellos.
* Nos sentimos pletóricos ante todo lo nuevo que se nos presente.

“La prueba más grande de sabiduría es una alegría continua” ~ Montaigne .

Este sitio web utiliza cookies para que usted tenga la mejor experiencia de usuario. Si continúa navegando está dando su consentimiento para la aceptación de las mencionadas cookies y la aceptación de nuestra política de cookies

ACEPTAR
Aviso de cookies