No es más valiente quien no tiene miedo, sino quien sabe conquistarlo. Nelson Mandela.

 

Facilitadora: Yolanda Fortes (Currículo aquí).

 

Sentir miedo es natural. La cuestión está en cómo reaccionamos sobre él. En la actualidad no podemos permitirnos que nuestro modo de actuación esté condicionado por el temor o nos paralice hasta el punto de que nuestras decisiones o actitudes se vean afectadas.

Todos sentimos miedo ante la incertidumbre profesional o cuando nos enfrentamos a un cambio, o a determinadas circunstancias laborales. Sin embargo, a pesar de ser una realidad, todavía se considera tabú hablar de miedo.

Aunque está de moda hablar solo de lo positivo, tanto en el mundo de la empresa como en el del emprendimiento, la realidad sigue bañada por la presión, por los resultados, por los riesgos, por la incertidumbre, por los cambios constantes, por los despidos… en definitiva, por el miedo. Y cuando se escucha miedo, se siente temor, ansiedad, estrés…

El miedo es una emoción, y como todo en esta vida, es una emoción que se puede consquistar o se puede despedir.

Este sitio web utiliza cookies para que usted tenga la mejor experiencia de usuario. Si continúa navegando está dando su consentimiento para la aceptación de las mencionadas cookies y la aceptación de nuestra política de cookies

ACEPTAR
Aviso de cookies